Buscador de Concesionarios

Noticia

Land Rover empleará la tecnología para pisar menos baches

Por Javier Costas de Pistonudos.com 11/06/2015

El mantenimiento de las carreteras no siempre es perfecto, y nos encontramos habitualmente con trampas como resaltos que no cumplen la normativa, baches, asfalto roto o incluso tapas de alcantarilla ausentes. Los ingenieros de Land Rover se han dado cuenta de que los coches en circulación pueden ayudar a reducir estos inconvenientes, haciendo de sensores móviles.

Actualmente se está probando en un Range Rover Evoque un sistema que detecta baches en el asfalto, gracias a la información recopilada por la suspensión adaptativa MagneRide, actualmente en producción, y sensores que “leen” la carretera. Un sensor GPS geolocaliza el lugar y se envía a Internet con la finalidad de avisar a las autoridades (C2X o car to infrastucture), pero también a otros conductores (C2C o car to car).

Los datos de la nube pueden servir para emitir alertas a los conductores que se acercan a los baches en su ruta, o para que aquellos modelos equipados con suspensión adaptativa se programen para máximo confort y el rebote sea menor. Se está investigando cuál es la forma más conveniente de hacer todo esto, reduciendo las potenciales distracciones, y que sea útil al mayor número de personas.

De momento es una tecnología experimental y no hay fechas previstas para su implanación en coches de serie. Curiosamente, esto viene de un fabricante de todoterrenos. A un Defender los baches le dan igual, pero a un Evoque con suspensión deportiva y llantas de más de 20 pulgadas un bache le puede suponer todo un quebranto. Como podemos apreciar en el vídeo, el sistema es capaz de catalogar los baches en diferentes categorías.

No valdría cualquier GPS, hace falta tener precisión del orden de centímetros y no metros, y esos receptores son más sofisticados y caros

Si el sistema evoluciona y se consigue pactar un estándar con otros fabricantes, sería un arma efectiva contra el deterioro de las carreteras, pues las autoridades podrían tener conocimiento de cualquier problema prácticamente en el acto, y proceder a las reparaciones mucho antes.